Hola Amigos! Bienvenidos a la segunda cita!
Este mes les queremos hablar de la singular constelación de Metamorfosis, en donde gravitan todas las pelis en que los actores se cambian en el cuerpo y en el alma para parecerse lo máximo posible  al personaje al que tienen que dar vida.
Hay actores que entran tan profundamente en su papel, que les cuesta despegarse de él durante un buen rato.
En la película PSICOSIS de Alfred Hitchcock, el actor Antony Perkins interpreta al psicópata Jonhatan Price; la sombra del pePsicosis-445554968-largersonaje le acompañó en toda su carrera cinematográfica. Un ejemplo muy reciente de metamorfosis lo encontramos en “DALLAS BUYERS CLUB” de Jeanmarc Vallé. Peli inspirada en hechos reales que cuenta la lucha para sobrevivir de un cow boy en la Dallas cateta de los años 80; los actores Michael Mcconaughey y Jared Leto llegan a perder 25 kilos de peso para ser creíbles. La peli es buenísima, mirarla chicos.
Robert de Niro, en la famosa TORO SALVAJE de Martin Scorsese, para interpretar a Jack La Motta (campeón del mundo desde el ’49 hasta el ’51), se entrenó muy duramente hasta subir 30 kg de peso: excepcional.  El trabajo de Keira Knightely (piratas del Caribe), interpretando a Sabine Spielrein en la peli DANGEROUS METHOD de Cronenberg es en absoluto otro gran ejemplo de metamorfosis: Sabin es una chica que sufre de una grave histeria agresiva; está curándose con el mismísimo profesor Jung, profesor que más tarde será su amante. Después ella terminará siendo doctora en psicoanálisis con el profesor Freud en Viena. Otro trabajo Super es el de Cate Blanchett en la peli I’M NOT THERE de Todd Haynes, película que intenta hablar del gran Bob Dylan de una forma peculiar… Charles Bukowsky se vió interpretado por Mickey Rourke en BARFLY (Schroder 1987); dijo que le pareció verse a sí mismo con veinte años menos. Trabajo de poco presupuesto y con muchos problemas  económicos  para el rodaje, pero vale la pena ver el papel de Rourke y la fantástica Faye Dunaway (Miradla chicos! Y tomaduna cervecita a la memoria del viejo Buk). Cuando el director Paolo Sorrentino vió a Sean Penn de jurado en el festival de Cannes hace un par de años, se quedó con su carisma y empezó a pensar un guión para él. De allí sugió THIS MUST
BE THE PLACE en que un sublime Penn hace de cantante rock de los años 70 (inspirado en Robert Smith de The Cure) que vuelve a su país
después de veinte años de ausencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.