estadística IES La Oliva

Lo que comenzó como una simple tarea de repaso para un examen de matemáticas, llevado adelante por los alumnos de 3.º A del IES de La Oliva, terminó sorprendiendo a más de uno en esta casa de estudios. Reveló hábitos poco acordes para lo que una sociedad entiende como buenas pautas para los adolescentes, individuos que se están formando y atraviesan el momento justo de absorber normas y costumbres que el día de mañana harán posible que disfruten de una vida más saluble, ordenada y feliz.

El trabajo, encargado por la profesora Bibiana Esther Suárez Rodríguez a finales del 2014, se realizó con un muestreo de 99 alumnos sobre un total de 400 que tiene el instituto, y se hicieron diez preguntas.

Con este tipo de tareas se intenta relacionar diferentes asignaturas, en este caso la biología (a través de los hábitos saludables) y la estadística.

El primer tema era sobre la práctica de deportes, a lo que el 21 % del alumnado contestó que no hace ningún tipo de actividad física; las chicas son las que llevan la peor parte, y con diferencia.

Al indagar sobre el tiempo que invierten en esto, se encontraron con que el 62 % de ellos no lo hacen el tiempo recomendado para su edad, lo que haría que los porcentajes reales de inactividad se disparen a valores mucho más altos que los que marcamos al principio.

Al indagar sobre el desayuno, la comida más importante del día, descubrieron que el 49 % no desayuna o lo hace con algún líquido. Y otra vez las chicas sacan la peor nota, ya que son las que menos tienen incorporada esta costumbre.

Al hablar sobre el número de comidas que hacen al día, la mayoría oscila entre tres y cuatro cuando lo recomendable son cinco. Los porcentajes fueron similares entre los dos sexos.

En cuanto a la ingesta de frutas, el 13 % no consume, el 56 % come una o dos piezas y el 31 % restante toma entre tres y cuatro al día. Nadie llega a las cinco recomendadas para una jornada. Aquí también hay igualdad entre sexos.

Sobre las bebidas utilizadas en el almuerzo, la mitad del alumnado reconoció beber refrescos azucarados o con gas. Los chicos son los que más lo hacen y los cursos más perjudicados son 2.º, 3.º y 4.º de la ESO.

Al hablar sobre consumo de alcohol, el 39 % del alumnado lo hace en ocasiones especiales y el resto no bebe. Son las chicas las que más lo hacen y 2.º de Bachiller da la nota ya que todos los encuestados reconocen utilizar esta droga legal.

En cuanto a las horas de sueño, cuando las recomendables para esta edad son un mínimo de ocho, el 29 % declaró ni siquiera llegar a las seis por noche. En este caso los chicos son los más perjudicados ya que son los que menos duermen.

Los alumnos autores del trabajo lamentan haber olvidado incorporar en el cuestionario preguntas sobre el tabaquismo, pero de todas maneras decidieron incluirlo con un comentario entre sus conclusiones ya que es uno de los hábitos que se adquieren en la adolescencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.