Evaporacíon de ríos
El río Segura en su paso por Rojales

Por Guillermo Elihatte, periodista. ellibritomajorero@gmail.com
Tal vez sea difícil tomar conciencia del problema, pero si encima sabemos que las autoridades españolas prevén un aumento del consumo del agua en torno al 10 % en los próximos años, no necesitamos mucho más para comprender que lo que muchos científicos auguraban hace décadas está comenzando a ser realidad: España será de los países más afectados por el cambio climático. Uno de los principales motivos que están haciendo posible esta realidad es nuestra cercanía a una de las grandes regiones desérticas del planeta, el desierto del Sahara. Y si hay algo que están dejando claro todos estos cambios es la expansión de estas grandes superficies en todo el mundo.

Con respecto a la evaporación de los caudales y siempre según el estudio de los expertos, existen dos motivos fundamentales para que este fenómeno no pare de crecer: el cambio climático que eleva las temperaturas (1) y las modificaciones en el uso de los suelos (2).

evaporacíon de ríos
Foto: 4fot.com

Las cuencas más afectadas son las del río Segura, con un descenso de caudal de casi el 40 %, la del río Ebro con un 21,2 %, las cuencas internas de Catalunya un 19,9 %; en la del Guadiana se contabiliza un descenso del 19,6 % y un 15,5 % en la del Duero (3).

Los científicos dejan claro que si estuviera confirmado el descenso del régimen de lluvias (hecho que todavía no es evidente con los datos de los últimos 50 años) la problemática se podría relacionar directamente con ese fenómeno. Pero este no es el caso y la causa fundamental de que los ríos se estén secando es el aumento de las temperaturas, que provoca mayor evaporación directa en los caudales y mayor evapotranspiración en las plantas, que por lo tanto necesitan más agua para poder vivir. En algunas de las cuencas este problema es evidente, ya que ha aumentado la vegetación en sus alrededores (de manera no controlada) y esto impide que llegue la misma cantidad de agua a los cursos de los ríos. Por otro lado las hectáreas de cultivos no dejan de aumentar y cada vez se necesita más agua para regarlos, agua que es muy posible que se quite de sitios que antes alimentaban las cuencas fluviales.

Los datos de la NASA con respecto al aumento de las temperaturas no dejan dudas. Los registros empezaron en el año 1880 e indican que los años 2014 y 2015 han sido los más calurosos de toda la historia. Las mediciones en España muestran que 2011, con un promedio de temperaturas de 16 º C, y 2015, con un promedio de 15,96 ºC, han sido los peores.

evaporacíon de ríos
Foto: 4fotos.com

Todo conspira para que las cifras sean muy preocupantes: desde 1990 nuestros ríos se evaporan a razón de un 1 % al año y los mismos estudiosos que han llegado a estas conclusiones advierten que las medidas adoptadas en París en la última cumbre sobre cambio climático (ver artículo en El Librito de enero 2016) son totalmente insuficientes, ya que no conseguirán controlar el aumento de las temperaturas por encima de 2 ºC o 3 ºC con respecto a la era preindustrial (4). Entre otras cosas, estos cambios incidirán más aún sobre la problemática del agua, ya que según señala el informe, aparte del aumento de la evaporación, “en este escenario es previsible que los períodos de sequía propios de nuestro clima se hagan cada vez más frecuentes, largos y extremos, y también es esperable que las precipitaciones máximas en 24 horas se incrementen en algunas partes de España, lo mismo que las crecidas fluviales y las inundaciones, con los daños que estas conllevan”. El informe también apunta que la disminución de los recursos hídricos disponibles que se ha producido en las últimas dos décadas “no sólo continuará, sino que previsiblemente se acentuará de manera importante y progresiva, conforme se sigan incrementando las temperaturas”.

Por otra parte, el estudio hace hincapié en el problema del aumento de las superficies de regadío en la mayoría de las cuencas fluviales: la administración del Estado estima un incremento de 700 000 hectáreas de cultivo en el territorio español, de las cuales 445 000 pertenecen a la cuenca del río Ebro.

Ecologistas en Acción reclama, por intermedio de dicho estudio, que se realice una “reconversión progresiva del sector agrícola”, mediante la modernización de los regadíos, la reutilización de aguas residuales depuradas y la elección de cultivos que necesiten menos agua. Y también recomienda reducir las extensiones de campo plantadas, que hoy por hoy ronda los 4 millones de hectáreas.

Más trabajos en Catalunya confirman la evaporación de ríos

evaporacíon de ríos
Foto: 4fotos.com

Según los estudios de la Oficina Catalana de Canvi Climàtic, el caudal del río Muga ha descendido un 49 % entre 1951 y 2013 (5), y en la cabecera de la cuenca del Segre, en el mismo periodo, la reducción de su caudal oscila entre el 16,7 % y el 32,8 % según la zona, pero si se sigue aguas abajo, una vez superados los embalses, las mediciones son más alarmantes e indican mermas de hasta un 67,6 % en Pinyana y de un 91,3 % en Balaguer. Y en el río Ter, a la altura de Ripoll, el caudal ha bajado casi un 42 % entre 1971 y 2013 (5).

Cifras del agua en el planeta

-Hay cerca de 1,4 billones de kilómetros cúbicos de agua en la Tierra, suficiente para cubrir los Estados Unidos a una profundidad de 160 kilómetros.

-La atmósfera sostiene cerca de 12 000 kilómetros cúbicos de agua a cualquier hora, mientras los ríos y los lagos de todo el mundo almacenan cerca de 120 000 kilómetros cúbicos. Los dos depósitos principales del mundo de agua fresca son las grandes capas de hielo polar, que contienen cerca de 28 millones de kilómetros cúbicos, y el subsuelo, que contiene cerca de 8 millones de kilómetros cúbicos.

-Cada día cerca de 1 200 kilómetros cúbicos de agua se evaporan del océano, la tierra, las capas de hielo, etc.

-Cada día cerca de 100 kilómetros cúbicos de agua fluyen dentro de los mares, provenientes de los ríos del mundo. El río Amazonas, el más largo de todos, provee aproximadamente el 15 % de esa agua.

-El agua dulce potable supone solamente el 0,008 % del agua terrestre.

El agua potable domiciliaria es una conquista reciente en muchos lugares. Hoy, en los países ricos, nos parece algo irrenunciable ya que es muy fácil abrir el grifo y contar con ella. Pero no sucede lo mismo en el resto del mundo, ya que por un lado ahora mismo hay cientos de pueblos abandonados en diferentes países por falta de agua y existen otros cientos de lugares, sobre todo en África, en los que se habla de la esclavitud del agua, que afecta en primer lugar a los niños y después a las mujeres: pierden casi toda su jornada caminando y arrastrando cubos de este líquido, que se ha convertido en más elemental que nunca; no tienen alternativa a esa vida, de lo contrario, estarían condenados a su desaparición.

evaporacíon de ríos
Foto: fotopedaleando-blogspot.com

(1 )Suben a un ritmo promedio de 0,77 º C por década.

(2)A eso se refieren las autoridades cuando hablan de un aumento del consumo del agua, ya que las hectáreas de regadío no paran de crecer.

(3)Datos comparados y obtenidos con respecto a mediciones realizadas en los periodos comprendidos entre 1940 (año de la primera medición) y 1995, y el periodo 1995-2005, con muestras tomadas de las cabeceras de los ríos.

(4) Con esas temperaturas, la vida en el planeta en las condiciones actuales sería casi imposible.

(5) Aquí sí es decisiva la disminución de las lluvias.

Fuentes: – http://www.who.int/water_sanitation_health/database/es/index.html

– ww.elmundo.es

www.lavanguardia.com

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here