Atentado biológico en el sur
Foto: cabildo de Fuerteventura

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo local, recogió más de 3500 pilas usadas que habían sido tiradas en una playa del ayuntamiento de Tuineje. El hallazgo se produjo en la zona conocida como “El Caracol”, donde las baterías fueron levantadas de la arena por el personal del Plan de Limpieza Insular, un equipo financiado por el Servicio Canario de Empleo y el Cabildo majorero, que trabaja de manera coordinada con agentes de Medio Ambiente en espacios naturales de la isla, en zonas protegidas y en el territorio en general. Natalia Évora, titular de la cartera involucrada, asegura que “se desconoce la procedencia de este hallazgo altamente contaminante que debía ser recogido con urgencia y tratado de la manera adecuada”.
Las pilas contienen elementos muy nocivos y buena parte de su composición, (como el litio y el mercurio) pueden dejar rastros dañinos tanto en la tierra como en el agua durante siglos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.